ACTIVIDADES REGULARES

Las expresiones VIDA CONSCIENTE y ESTADO de NO-MENTE irán de la mano a la hora de explicar cómo el YOGA y la MEDITACIÓN te permitirán, además de mejorar de una manera integral tu SALUD, aproximarnos a una vida consciente, plenamente instalada en tu esencia, con todo tu potencial humano, tu mejor versión.

La vida es la principal escuela, es la universidad en el proceso de crecer, de evolucionar, madurar; de vivir de manera más sabia y consciente. No obstante existen numerosas técnicas que te permiten depurar y mejorar en este proceso evolutivo. El Yoga se presenta como una tecnología de transformación integral, completa, sin dejar un solo aspecto del ser humano de lado.

YOGA 
Actividad que se sirve de numerosas técnicas milenarias para actuar de forma simultánea sobre cuerpo, emoción y mente, permitiendo comportarte en tu vida diaria de un modo más equilibrado, consciente.

En las clases regulares se hace hincapié en las posturas estáticas, ejercicios dinámicos y respiración, relajación y concentración necesarios para conseguir calmar la mente y acercarte a esa vida plena y saludable (cuando el cuerpo no está flexible, el sistema nervioso fuerte y funcional, el sistema endocrino en equilibrio y la respiración no se adapta al momento que vives, la mente nunca puede estar en calma).

Aunque existen similitudes con ciertas prácticas deportivas, la actitud cambia del esfuerzo a la entrega, del desgaste a la observación y a la comprensión.

Los beneficios a nivel físico son innumerables, aunque curiosamente aparecen como una consecuencia secundaria del trabajo principal del desarrollo de esa máxima presencia, de ese desarrollo de la atención pura.

En el Yoga no hay lugar para la competición, ni con los demás ni siquiera con uno mismo. Cada día tu cuerpo responde diferente, tus fuerzas no son las mismas, ni el ánimo… el tiempo atmosférico influye… y en cada instante desarrollarás la entrega y la aceptación.

Es por ello que no hay distintos niveles. Esta práctica es apta para todo tipo de personas, independientemente de la condición física y edad. Cada persona llega hasta su límite, sin traspasarlo, trabajando de la misma manera la observación y la resistencia física y mental.

A lo largo de los años son varias las alumnas que han continuado estas mismas clases al quedarse embarazadas, con alguna que otra indicación particular, demostrándome que no se benefician del mismo modo sin necesidad de plantear clases exclusivas para ellas.

Como siempre la experiencia va a resultar más reveladora que cualquier palabra que pueda yo aquí escribir, acércate y vive una clase, de principio a fin. Después todo tu cuerpo te hablará.


¿Aún piensas que el Yoga es sólo estar sentado cantado OOOOMMMMMMMMMMM? Entonces serás una de esas personas que se sorprenden tras asistir a una clase.


MEDITACIÓN


Para poder profundizar en el proceso de transformación interior, las prácticas de corte meditativo supondrán el salto definitivo hacia un modo de ver la vida a través de un prisma diferente.

Numerosos son los caminos que te permiten acceder a la misma cumbre”. Esta frase refuerza la realidad de disponer de diferentes técnicas meditativas que te permiten trascender la mente ordinaria y poder experimentar el estado de No-Mente, ese existir sin necesidad de pensar, simplemente ser (tú eres, existes, aunque no pienses). La mente como herramienta que puede o no aplicarse según el momento que estés viviendo, en lugar de ser “la torre de control” que condiciona y dirige tu vida.

Semanalmente podrás acceder a sesiones de:

- Meditación clásica de YOGA: Utilizando técnicas clásicas basadas en la respiración, repetición de mantras, concentración, visualización, etc.

- Kirtan: Meditación y canto de mantras con música en directo.

- ZAZEN: Práctica del ZEN en postura sentada, desarrollo de la atención pura, el equilibrio, la vía de en medio. Práctica definitiva para la transformación del inconsciente, directa, sin elementos intermedios, abriendo el campo sensorial para instalarte en el presente continuo, en el aquí y ahora (la mente existe recordando el pasado y proyectando hacia el futuro, no existe en el instante presente). La sala se transforma en un dojo ZEN con todos los elementos fundamentales de la práctica, tal y como ha sido transmitida desde Buda hasta nuestros días en su paso por China y Japón, hasta llegar a Europa gracias a Taisen Deshimaru y mi práctica personal con la maestra Barbara Kosen.


No hay comentarios:

Publicar un comentario