sábado, 23 de enero de 2016

SOBRE LA FELICIDAD Y EL CONTENTO

Comparto con vosotros un comentario de Swami Vishnu Devananda a uno de los versos que se encuentran en el Hatha Yoga Pradipika:

Cuando los nadis están libres de impurezas (la circulación de nuestra energía vital está libre de obstáculos) y prevalece el elemento satvico (el único propósito se centra en alcanzar tu ser superior, tu mejor versión, con todo tu potencial, no condicionado por el ego instalado en la dualidad), se consigue la unión de Ha y Tha, que lleva a la quietud mental. Los nombres con los que se conoce este estado de supra-consciencia o samadhi:

  • Unmani Avastha en el Hatha Yoga a través del control del prana
  • Asamprajnata en Raja Yoga
  • Nirvikalpa Samadhi o Turiya en el Jnana Yoga
  • Bhava Samadhi  o auto-entrega en Bhakti Yoga

Todos ellos representan el mismo estado (en otras disciplinas nirvana, satori, etc.)
Alcanzar y establecerte en este estado puede llevarte una vida, diez vidas, millones de vidas… o diez segundos. ¿Cómo saber si uno se encuentra en este estado o es una ilusión mental transitoria? LA PAZ Y EL CONTENTO.
Podríamos describir la paz o el contento como ese estar satisfecho sin importar las condiciones en las que uno se encuentre, cuando no dependes de elementos, situaciones o personas externas para sentirte bien. En ese estado no hay altibajos, existe un equilibrio en la mente: el calor y el frío, la victoria y el fracaso, la crítica y la alabanza, la ganancia y la pérdida son lo mismo.

Sin embargo, este estado no se consigue sólo por esfuerzo, sobreviene naturalmente cuando se ha conseguido la purificación del Sushumna y la Kundalini se ha despertado, moviéndose lentamente hacia arriba por dicho canal. Cuando te sientes en paz y contento irradias esa paz, tus amigos y familiares notarán algo nuevo en ti: un rostro pacífico y tranquilo. Sentirán un ambiente nuevo, como quien tiene frío y entra a calentarse delante de una chimenea. Si tú te sientes contento, los demás lo sentirán. Incluso si los demás no lo sienten, tampoco te sentirás infeliz por ello. No todo el mundo te alabará, siempre habrá quien te critique. ¿Podrías citar a alguna persona alabadas por todos? Moisés contra quienes se rebelaron de entres sus seguidores tras cuarenta años con él; Jesús, que fue crucificado a pesar de hablar únicamente de la paz y del amor; Krishna, Rama, Budha y Sócrates… todos fueron criticados, y no por ello abandonaron su estado de equilibrio, paz y bienestar no condicionado.
Om shanti