viernes, 19 de julio de 2013

Fiesta Fin de Curso 2012/2013: Momento para la diversión

Tras la finalización del concierto de Jacomina y Rodrigo comienza la segunda parte de la celebración reponiendo fuerzas y aclarando las gargantas con una cena de picoteo (gracias a Nathalie y Herme por su colaboración, esfuerzo y dedicación en esta parte)
 
Cuando los estómagos empezaban a tener poco espacio hueco y las gargantas estaban refrescadas, quise aprovechar antes de las actuaciones para agradecer a todas las personas presentes, físicamente o en espíritu (much@s de vosotr@s no pudisteis asistir por diferentes motivos, aunque de algún modo también nos acompañasteis), a las personas que han estado dando su apoyo a lo largo de este primer exigente año de vida, a las que ya no están y que me han obligado a aprender y superarme, a las que me acompañarán a partir de septiembre con nuevas actividades y terapias... a la familia, que me sigue apoyando y aguantando...
 
... todo el mundo esperaba el monólogo de Alex que cerraba la agenda de actividades programadas, aunque sólo el speaker, el gran Luis Miguel M., conocía la existencia de dos interpretaciones previas protagonizadas por el monologuista Alex y el hombre-orquesta de los3mundos, Nacho.
 
La primera de ellas, con la inspiración de la serie El Príncipe de Bell Air y sus protagonistas Will y Carlton, un baile sugerente y accidentado......
 
 
Acto seguido, una divertida clase de yoga con el Dalai Mmmmmmama y su ayudante...
 
 
 
Y para terminar, un fragmento del monólogo de humor que escenificó Alex Goce...
 
 
... y que no falte sonrisa y buen humor!

Concierto de Jacomina Kistemaker y Rodrigo Rodríguez: Fiesta Fin de Curso 2012/2013

En la vía del guerrero espiritual se hace especial hincapié en equilibrar disciplina y celebración, seriedad y diversión.
 
Como primera parte de la celebración del fin de curso  para los3mundos en el local de C/ Sagunto hemos contado con la participación de Jacomina Kistemaker y Rodrigo Rodríguez, aunando experiencia y talento para transportarnos con dulcura y profundidad a esos estados interiores donde el tiempo y el espacio se distorsionan hasta perder su ilusoria identidad.
 
 
 
Combinación del sonido característico de la flauta Shakuhachi, melodioso, ocasionalmente impulsivo, rasgado, con sonidos de cuencos tibetanos, gongs o la propia voz suave y penetrante de Jaconima, en un recital que ha superado la hora de duración.
 
Con el espíritu contento, nos han dejado de la mejor manera posible para la segunda parte de la celebración donde la protagonista ha sido la diversión.
 
Os dejo un enlace con una de las piezas interpretadas en el concierto:
 
 
Om Shanti